miércoles, 26 de marzo de 2008

¿Loca? ¿Yo, mi señor?



"-¡Aaaaaaaargh! –le chilló la bruja en su oreja de repente. Se puso en pie de un salto; su cuerpo era un manojo de nervios destrozados.

-Dijiste cinco... ¡dijiste cinco minutos! –protestó Adam.

-¡Y tú me CREÍSTE! –rió con deleite.

-Señorita La Veel, ¡por favor! ¡No puedo aguantarlo! –gritó- Mi cuerpo no funciona bien últimamente. Mi mente no funciona bien últimamente. No puedo recordar correctamente las cosas. Mi cabeza parece un colador, y mis pensamientos se me están escapando por los agujeros. Estoy perdiendo mis... ¡mis PENSAMIENTOS!

-Lo que estás perdiendo es tu cordura. Te estás convirtiendo en un Malkavian.

-¡No! ¡Estoy cuerdo!

-Ah, ya te habías deshecho mucho antes de que te encontrara.

-¡Sólo tuve una crisis nerviosa!

-Sólo tuve una crisis nerviosa – le imitó con un soniquete chillón-. Mis nervios sólo habían entrado en crisis. Destruí mis pocos nervios. ¡Yo sólo miraba cómo la totalidad de mi visión del mundo, construida con tanto dolor, se hacía añicos ante mis propios ojos y contemplé el universo grandioso y desnudo en toda su gloria sin restricciones! ¡BAH! Estás más loco que una cabra."(Extracto del libro del Clan Malkavian)


¿Me estaré convirtiendo en vampiro? O, ¿sólo es que me estoy volviendo loca?