viernes, 24 de octubre de 2008

Una única oportunidad

Venía esta fría mañana de octubre en el autobús medio adormilada cuando, al abrir ojos, me di cuenta del precioso paisaje otoñal por el que discurría la carretera. Me encanta el campo en otoño, parece como pintado por un loco artista que ha ido dando pinceladas aquí y allá con intensos rojos, marrones, vívidos amarillos y verdes... Qué preciosidad y qué bello regalo. Puede que parezca una tontería, pero para mí es un auténtico deleite sensitivo poder disfrutar de los parajes en estos meses previos al invierno. Y me diréis que menuda bobada, pero es que pienso que cada día debe ser considerado como un auténtico privilegio que se nos es ofrecido, porque tal vez mañana ya no estemos aquí.
Ayer visitaba con mis amigos a otro colega que ha sido intervenido de un tumor cerebral. Todo había salido bien, menos mal. Pero, viéndole allí, rapadito, con el feo pijama de hospital y una herida cubierta por un blanco vendaje, me paré a pensar lo frágil que es la vida del ser humano... hoy aquí y mañana tal vez a tres metros bajo tierra. Me indigna pensar que muchísimos días de nuestra vida los pasamos quejándonos y penando por problemas que realmente no tienen tal importancia. Qué inútiles, los humanos. Y la primera yo. Ojalá fuéramos conscientes de esto más a menudo y nos parásemos a pensar que cada día es único e irrepetible, que nos planteásemos la vida de otra manera, la forma de encarar los problemas con el mayor positivismo posible por muy cafres que sean. Joder, yo quiero vivir cada día como si fuera el último de mis días. Disfrutar de un paisaje y de un yogur de fresa. De un café después de comer con mis amigos y de ver una peli con mi madre después de cenar las dos juntas en el salón. De ir a dar clase a mis alumnos y disfrutar de un beso de mi novio. Disfrutar de todo, sea como sea. La primera que peca de ser negativa soy yo, pero están sucediendo cosas últimamente que han sido como bofetadas en plan 'Espabílate y deja de arrastrarte' o 'Spread your wings and fly away'. Siempre habrá malas rachas, pero todo depende de cómo se mire... Sólo tenemos esta oportunidad, ¿vamos a desperdiciarla? No sé vosotros, pero yo no.

3 comentarios:

Angel dijo...

Una vez mas sublime, como tus pensamientos se han transformado en palabras, me encanta que pienses de esas forma tan positiva, palma me encanta, comparto el mismo pensamiento contigo, mejor sería todo si vivieramos en vez de sobrevivir, por que como bien dijo un guardían una vez: Uno se arrepiente de lo que no hace y no de lo que hace.
pd: haber si me comentas maja que no has vuelto a decirme nada.

snake dijo...

hola soy fran queria decirte que tienes razon.desde mi situacion al salir del quirofano me di cuenta que e tenido suerte.me an dado otra oportunidad de resurguir y lo are.no m voy a rendir porque quiero estar junto a vosotros, a mi familia y atoda la gente que me quiere y se preocupa.
Queria daros las gracias a todos por venirme a ver y acordaros de mi que siempre os llevo en mi corazoncito y sois estupendos
un besazo
fran

snake dijo...

hola soy fran queria decirte que tienes razon.desde mi situacion al salir del quirofano me di cuenta que e tenido suerte.me an dado otra oportunidad de resurguir y lo are.no m voy a rendir porque quiero estar junto a vosotros, a mi familia y atoda la gente que me quiere y se preocupa.
Queria daros las gracias a todos por venirme a ver y acordaros de mi que siempre os llevo en mi corazoncito y sois estupendos
un besazo
fran