lunes, 17 de noviembre de 2008

Había una vez una triste princesa, que tanto tanto lloró, que se le rompieron los ojos.


Qué miedo... ¿podré dejar de llorar algún día o al final se me estallarán los ojos como a aquella triste princesa?

5 comentarios:

Javi dijo...

Cariño que asquete....

Palma dijo...

Ya sé que impresiona un poco la foto, pero bueno, a mí me gusta ^^

Richy dijo...

a veces una imagen vale mas que mil palabras...pero en este caso,con solo 4 lineas has expresado mas que algunos con 1000 paginas...impresionante,de verdad

un abrazo

Alfonso dijo...

De donde sacas las imágenes????? Son impresionantes. Un beso Palmi

Alba dijo...

Palma cariño!
Llevo leyendote muchisimo tiempo pero no conseguia como firmarte y el blog le he puesto en uso ahora.
Solo quiero decirte que me gustaria hablar contigo y que esos ojos sean realmente bonitos como la princesa que tu eres!
Todas somos princesas de un caballero,pero a veces el caballero abandona las armas y nos toca luchar solas..solo te digo que nunca te rindas y que aqui tienes a otra princesa que esta dispuesta a ayudarte!
Un beso guapisima!