miércoles, 27 de febrero de 2008

Ni un golpe más

Estoy consternada, y la verdad es que no tengo palabras porque la rabia que siento es poco controlable. Mi entrada de hoy va dedicada a todas esas mujeres que están sufriendo maltratos por parte de sus compañeros sentimentales, esos malnacidos que piensan que ellas son una propiedad material más, pudiendo manejarlas como les sale de ahí mismo. Ojalá estas víctimas de una nueva forma de terrorismo tuvieran el valor suficiente para denunciarlo y, sobre todo, ojalá tuviéramos unas leyes y una Justicia que regularan este complejísimo tema tan a la orden del día de una manera justa y efectiva.
Por todas ellas, un minuto de silencio.

Por el fin del terrorismo machista.

1 comentario:

House dijo...

Ante este tema sólo tengo un comentario que hacer, si puediera elegir un deseo este sería: que a todas estas personas que se creen que la mujer es un objeto al cual pueden poseer y manipular a su antojo, todos estos personajes deberían sentir el daño que causan multiplicado por diez, para que su sufrimiento fuera tal que el mero echo de pensar en volver hacerlo les trajera dolor. Para todas aquellas mujeres que sufren, y han muerto por a manos de esos seres sin sentimientos un minuto de silencio.