miércoles, 14 de mayo de 2008

The Winds of Change

Qué difícil es cambiar... Rehacer todo cuando ha cambiado sin decidirlo tú; retomar tu vida de una manera totalmente diferente y seguir adelante cuando nada de lo que ha sucedido lo elegiste... Y qué difícil es, asimismo, cambiar cosas de ti que no te gustan un pelo e intentar hacer todo mejor... Hoy me pasa eso ( y ayer y antes de ayer...). Hay recuerdos que me castigan sin cesar y no me dejan dormir, recuerdos que, muy a mi pesar, aún anhelo que se conviertan en realidad otra vez y que dejen de ser recuerdos para ser realidad; y hay situaciones actuales de mi vida que tampoco me gustan un pelo y que quiero cambiar y que de una manera increíble me están haciendo sufrir y me están haciendo sentir fatal y necesito erradicarlas. Aunque debería de ser feliz y a ratos lo soy, a veces me siento vacía y eso es lo peor del mundo, sentirse vacía y sola cuando vives rodeada de gente que te tiene en cuenta, gente que te quiere y gente a la que le importas... No sé, igual todo esto es una rallada mía, pero me agobia y me aflige y necesito cambios, continuar y terminar con los que están empezados y renovar otra serie de cosas y dejar de sentirme así... Que Dios me dé fuerzas para conseguirlo, porque sola no puedo más.

2 comentarios:

House dijo...

Me encanta tu forma de escribir y de dejar las cosas tan claras, me encanta que vuelvas a escribrir y pueda leerte que me encanta. Y asi puedo poner mis cursileria que quedan entre tu y yo ( y los que lo lean por supuesto). Animo cariño ante todo se feliz que te lo mereces,y no hace fata que te diga que tu rey para lo que quieras, desde agarrarte escaleras a morir por ti (lo último si puedes evitarlo mejor jajaja). En definitiva welcome to paradaise.

Palma dijo...

Gracias, primo ^^
(K)